Firma Digital


Es una herramienta tecnológica que nos permite asegurar la autoría de un documento o mensaje y verificar que su contenido no haya sido alterado. Es una secuencia única de letras y números que vincula al firmante con un documento electrónico.

Un documento electrónico firmado digitalmente posee la misma validez jurídica que un documento en papel firmado de puño y letra. La firma digital tiene muchas aplicaciones: se la utiliza para hacer trámites con entidades públicas tales como declaraciones impositivas y notificaciones judiciales, operaciones bancarias, contratos a distancia y documentos de comercio exterior.

Se usa como identificación y autenticación en internet y sistemas informáticos.

¿Cómo se logra?

Para firmar digitalmente una persona necesita dos claves asociadas entre sí que se generan utilizando funciones criptográficas seguras. Una de esas claves es privada y es protegida por una contraseña que sólo es conocida por esa persona impidiendo que otros imiten su firma. La segunda clave, en cambio, es pública y sirve para que el destinatario pueda verificar la firma hecha por el autor. La clave pública está contenida en un certificado digital junto con la información personal del firmante. Este certificado digital es un documento electrónico emitido por un certificador y sirve para asegurar que una clave pública pertenece a una determinada persona. Así el certificador actúa como una tercera parte confiable entre el emisor y el destinatario.

¿Cómo se obtiene?

Cuando una persona necesita una firma digital para un trámite u operación en particular debe cumplir con una serie de requisitos:

  1. Iniciar un trámite de registro que generalmente es en el sitio web del certificador:
  2. La persona se debe presentar físicamente ante el certificador licenciado para constatar su identidad. Éste emitirá un certificado digital que le permitirá a la persona firmar digitalmente sus documentos electrónicos.
Términos Útiles
  • Un certificador licenciado es toda aquella persona de existencia ideal, registro público de contratos u organismo público que expide certificados, presta otros servicios en relación con la firma digital y cuenta con una licencia para ello, otorgada por el ente licenciante.
  • El proceso de licenciamiento se iniciará mediante una nota firmada por la máxima autoridad, en el caso de organismos o entidades públicas o por el apoderado o representante legal, en el resto de los casos.
  • Los solicitantes de licencias deben ser personas jurídicas, admitiéndose tanto las personas de derecho privado como las de derecho público. Deben hacerlo a través de representantes legales en el caso de personas jurídicas privadas y a través de sus máximas autoridades de la jurisdicción u organismo en el caso de personas jurídicas públicas. También podrán solicitar una licencia los titulares de Registros Públicos de Contratos.
  • Las licencias son otorgadas por el MINISTERIO DE MODERNIZACIÓN de la Nación.